Historias del border

No hay cosa más peligrosa que un aduanero necesitado, que anda luego presumiendo lo que confizca.

Estoy en la línea cumpliendo la promesa de sacar un permiso a pié. La meta: completar un post en el intento. Piden que apaguemos los celulares en las instalaciones, pero éste es un iPod.

2hrs y media el tiempo de espera para sacar un permiso desde las 7pm. Sean más advertidos por el frío que por la lentitud de los oficiales, que no te entienden el español aún teniendo el nopal en la frente.

Me rio indefinidamente porque aprovecho para escuchar podcasts en el camino. La gente que me oye debe pensar que estoy loco riéndome solo, pero no me importa.

Esporádicamente se me ocurren las cosas que estás leyendo. Inseguro de su posterior publicación.

El costo de un permiso es de seis dólares sin taxes. Me sobró un dólar.

8:00. Los oficiales se impresionan con el exceso de información tan ordenada que les llevo. Mi contadora me enseñó a preparar todo en una supercarpeta. Creo que en ese microuniverso fronterizo no vivieron la era de la información. Sólo hacen preguntas incómodas y te ordenan sistemáticamente a poner los deditos y sonreir a su camarita.

La gente que uno ve aquí es como la del súper.

No hay wi-fi en las oficinas. Esto no es en vivo. Para este momento ya escribí otro post que pienso quedará mejor como guión para podcast, y de una vez otro para un podcast con inMails, una empresa que se dedica al envio de correos a bases de datos. Este aparatito es una maravilla. Considerando escribir un libro mejor… jeje.

Corre el rumor de que varios muchachos hacen fila para al final venderle su lugar a gente que tiene urgencia. Se van de dos en dos en la fila; uno se va por algún incauto urgido para convencerlo de que acceda, quedan como amigos con el que está hasta enfrente, para después saludarse con él y luego dejarlo en el lugar.

Por carro, hasta el SENTRI está hasta la madre. Pero sabemos que ellos no esperan nada para moverse.

Para regresarte a México después de un permiso, regularmente tendrás que cruzar con tu visa y regresar por las puertas giratorias. Si eres insistente con los oficiales, te abrirán una puerta especial para que no te des la vueltota.

No traigo cambio señora… ya me voy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Archivos

  • Gracias por leer este blog

    Comparte cada una de las entradas con los botones que se encuentran al final de cada una de ellas. Trataré de responder lo más pronto a todas sus consultas, si no, pueden contactarme por todas las vías sociales que agrego.

    ®Tonytacacci.com 2011 - Mexicali, Baja California.
A %d blogueros les gusta esto: